Una Vida Creativa

Vivir una vida creativa es animarse a ser espontáneos, atreverse a: explorar, contemplar, inventar, improvisar y unir puntos para conectar ideas, pensamientos, emociones, acciones, sentidos, sujetos, objetos… Es creer que todo está por hacer, liberando lo que llevamos dentro, expresándolo de la manera más genuina y singular que nos identifica.

Hay estudios que demuestran que las personas que ponen en práctica su creatividad son más permisivas con los cambios, se animan a nuevos retos y desafíos, cuentan con más herramientas para resolver conflictos y poseen un alto porcentaje de conocimiento sobre sí mismas.

Por lo general uno se acostumbra a programar el día y llenar las horas con una rutina que no deja espacio a lo espontáneo, a la expresión libre del ser a través de actividades que nos entretengan, que saquen a la luz todo el potencial creativo y que nos hagan sentir más felices.

¿Por qué no brindarle tiempo a eso que tanto te gusta hacer, a eso que disfrutas y que tanto placer te genera? ¿No estarás pagando un alto precio limitándote a una vida demasiado pautada?

Cuando le impides brotar a esa creatividad que habita adentro tuyo, es probable que sientas una enorme fatiga, desgano, resignación, amargura por vivir una vida restringida sólo a las responsabilidades y a las costumbres de todos los días. Creo, y este es un pensamiento subjetivo, que, para ser sensato con el resto, primero debes ser fiel a ti mismo.

Vivir una vida más creativa se trata de estar en un estado de “Flow” (dejando fluir), mientras llevas a cabo una actividad que pone al descubierto tu talento y que libera tu ser, fortaleciendo todas tus capacidades, lo cual te colmará de plenitud.

¿Que es la creatividad?
¿Qué es la Creatividad?

Recupera el Plácido Fluir de los Niños

¡Anímate a tocar de oído, confía en tu instinto creativo. Improvisa, libera tus ideas… juega!

La improvisación, un vehículo de la creatividad:

Si observamos a los niños notaremos su agilidad para improvisar, por medio de la cual transportan una gran facilidad para crear. El lenguaje también es una forma de improvisación, el hablar implica combinar sonidos, palabras, componiendo frases únicas y espontáneas. La improvisación implica diversas redes neuronales y brinda la posibilidad de crear y desarrollar nuevas redes, lo cual es importante para la salud. Esa actitud espontánea y creadora se transforma en salutogénica (generadora de salud) cuando se transfiere a todas las instancias de la vida cotidiana. Sí, la creatividad puede estar presente en cualquier acto cotidiano, en lo más simple de nuestros días, como contemplar un ocaso, mientras, se crean figuras con las formas de las nubes, y es fructífero también tenerla en cuenta en el ámbito laboral, al momento de buscar soluciones ingeniosas.

Según Arnold Schoenberg (compositor, teórico musical y pintor): “Componer es una improvisación lentificada, a veces no se puede escribir lo suficientemente rápido como para seguir el flujo del ritmo de ideas. Las obras de arte terminadas que vemos y que podemos llegar a amar profundamente son, en cierto sentido, las reliquias o huellas de un viaje que fue. Lo que alcanzamos a través de la improvisación es el sabor del viaje mismo”.

Frases Interesantes...

Stephen Nachmanovitch (artista, compositor y autor que promueve la improvisación y la creatividad) relata en su libro Free Play – El Arte de improvisar:

 

"El hecho de que la improvisación se pierde en el aire nos hace apreciar que cada momento de la vida es único... un beso, un atardecer, una danza, un chiste. Ninguno volverá a repetirse de la misma manera. Cada uno sucede una sola vez en la historia del universo".

"El dominio viene de la práctica, la práctica viene de la experimentación juguetona y compulsiva".

"La fórmula para la creación es simple. Basta identificar nuestros impedimentos y desembarazarnos de ellos, como dejamos en el suelo una maleta sobrecargada que hemos estado llevando desde hace demasiado tiempo".

"Un ser que juega es más fácilmente adaptable a los contextos y las condiciones cambiantes. El juego como improvisación libre agudiza nuestra capacidad de enfrentar un mundo en cambio".

"El perfeccionismo nos paraliza tal vez más eficazmente que cualquier otro bloqueo. Nos enfrenta con el fantasma que nos juzga, y como es imposible que nos pongamos a su altura, nos hundimos en el pantano de la postergación. Generamos un antídoto improductivo contra estos sentimientos de envidia: fantasías de omnipotencia o de éxito fabuloso, o bien a la inversa, somos víctimas de las fantasías de mala suerte".

"¿El poema existe antes de ser escrito? ¿La idea existe antes de que la conozcan? ¡Por cierto que sí! ¿Adónde vamos a escuchar la música que nadie ha oído todavía? Hay un lugar en nuestro cuerpo al que podemos acudir y escuchar. Si vamos allá y guardamos silencio, podremos extraer la música".

 

"Conectarse con el espíritu creativo no es tratar de convertirse en un ser espectacular semejante a un dios, lejos de nuestro ser ordinario. Es aprender a valorar nuestros sueños y deseos, nuestras ideas espontáneas, nuestra intuición acerca de lo que es realmente importante".

Otro Stephen, en este caso Stephen Hawking (físico teórico, astrofísico, cosmólogo y divulgador científico) dijo:

"La creación espontánea es la razón por la que hay algo en lugar de nada, el porqué de la existencia del universo, el porqué de nuestra existencia".

 

Johan W. Goethe (poeta, novelista, dramaturgo y científico) nos dejó esta frase:

"El viaje más apasionante es aquel que se emprende sin saber a dónde ir".

Ken Robinson (educador, escritor y conferencista) establece que:

"La vida es creativa, uno crea su propia vida. Ama lo que haces y encontrarás tu elemento. Para ello debes emprender un viaje interno, sólo así descubrirás tu verdadero talento. Vivimos en un mundo con muchas distracciones y mucho ruido, para encontrarnos debemos sumergirnos adentro de nosotros mismos, aunque también es necesario viajar por el mundo externo para descubrir todo lo que nos rodea. Se trata de emprender un viaje bidireccional hacia adentro y hacia afuera, para hallar tu aptitud y tu pasión. Tenemos una imaginación poderosa. Con imaginación me refiero a la habilidad de pensar en cosas que no percibimos con nuestros sentidos. Con la imaginación uno puede visitar el pasado, un posible futuro, uno puede entrar en el mundo de otra gente, puede sentir empatía".

A menudo sucede que crees que no eres creativo, o te excusas en que no tienes tiempo para vivir tu creatividad, o piensas que es imposible incorporar la escritura a tu cotidianidad. No existe un momento ideal para escribir, uno debe brindarse ese instante dentro de la vorágine diaria, aunque sean sólo veinte minutos. Poner, en definitiva, una palabra detrás de otra. En ocasiones con mayor fortuna y rapidez que otras, pero la manera de avanzar es empezar.

Bradbury confesaba que podía escribir en casi cualquier lugar.

Stephen King malvivía con su mujer y su recién nacido en un pequeño apartamento y, al volver de trabajar, escribía en una pequeña mesa dispuesta en un rincón, casi siempre a horas intempestivas. Así surgió Carrie. Eso sí, después de que su mujer recuperara de la basura un borrador preliminar desechado por el autor, arrugado y manchado. El autor lo explica en su ensayo autobiográfico "Mientras escribo".

 

Hemingway se levantaba pronto, se iba a alguno de sus cafés preferidos, ocupaba una mesa que le permitiera observar sin ser molestado y escribía durante horas. Adquirió después el hábito de escribir parado.

"Un escritor que espera a que lleguen las condiciones ideales bajo las que trabajar morirá sin haber puesto una palabra sobre el papel".  E.B. White.

En los Talleres de Almas con Aroma a Tinta te invitamos a dedicarle unos minutos de tu rutina a todo lo que te inspira, a descubrirte jugando e improvisando, a través de retos divertidos, disparadores y consignas que te estimularán a escribir y a explorar el mundo de otra manera. El objetivo es acompañarte en este reencuentro con tu esencia creativa.

Data Fiscal.jpg